Texto y fotos para Buenavida, de El País

Pirineos Orientales, donde se puede comer en una estrella Michelín por menos de 20 euros