Reportaje para Buenavida, de El País.

Por qué soñar con Hawai si en La Palma podemos pagar en Euros